miércoles, 12 de abril de 2017

el mono numero 100 (homenaje a los lectores del Blog)

El fenómeno del Mono número 100 Cuando apenas un número limitado de personas conoce una nueva forma, sólo es propiedad consciente de esas personas. Pero hay un punto en el cual cuando una sola persona más sintoniza este nuevo conocimiento, el campo se refuerza de tal manera que este conocimiento es adquirido por casi todos. El macaco japonés, especie "Macaca Fuscata", fue observado en estado salvaje por un período de 30 años. En 1952, en la isla de Koshima, al norte de Japón, los científicos comenzaron a proveerles batatas a los monos, arrojándoselas a la arena. A los monos les gustaba el sabor de la batata cruda, pero no la arena pegada a ella. Una hembra de 18 meses, llamada IMO, resolvió el problema lavando las batatas en un arroyo cercano. Después le enseñó el truco a su mamá. Sus compañeros de juego también aprendieron esta nueva manera y la enseñaron a sus madres. Poco a poco, ante los ojos de los científicos, varios monos fueron aprendiendo esta innovación cultural. Entre 1952 y 1958 todos los monos jóvenes habían aprendido a lavar las batatas con arena para hacerlas más sabrosas. Los adultos que imitaron a sus hijos aprendieron esta mejora social, pero los otros adultos seguían comiéndose las batatas sucias. Entonces sucedió algo sorprendente. En el otoño de 1958, un determinado número de monos en Koshima ya lavaban las batatas (el número exacto se desconoce). Supongamos que al salir el sol una mañana había 99 monos en la isla de Koshima que habían aprendido a lavar sus batatas. Supongamos también que un poco después, esa misma mañana, el mono número cien aprendió a lavar las batatas. ¡Y entonces sucedió! Esa misma tarde casi toda la tribu lavaba sus batatas antes de comérselas. La energía adicional de este mono número cien, de algún modo, había generado ese avance ideológico. Sin embargo, cabe hacer notar lo siguiente: algo aún más sorprendente que observaron los científicos fue que el hábito de lavar las batatas entonces saltó y atravesó el mar. Colonias de monos en otras islas y la tribu principal de monos del continente, en Takasakiyama, empezaron a lavar sus batatas. De este modo, cuando un determinado número crítico logra un conocimiento, este nuevo conocimiento puede ser comunicado de una mente a otra. Si bien el número exacto puede variar, el fenómeno del Mono Número Cien significa que cuando apenas un número limitado de personas conoce una nueva forma, sólo es propiedad consciente de esas personas. Pero hay un punto en el cual cuando una sola persona más sintoniza este nuevo conocimiento, el campo se refuerza de tal manera que este conocimiento es adquirido por casi todos. Se cree que existiendo una masa crítica determinada, se produciría un fenómeno "telepático" que "sube" la nueva información a la conciencia colectiva desde donde es "descargada" por los demás integrantes de la misma. La historia del efecto del mono 100 se publicó en el prólogo de Lyall Watson al libro Rhythms of vision (‘ritmos de la visión’), de Lawrence Blair, en 1975.1 Se difundió más cuando en 1979 Lyall Watson publicó su libro Lifetide: the biology of unconscious (‘marea vital: la biología de lo inconsciente’).2 Allí afirmó que el efecto se basaba en una observación realizada por él mismo: Lyall Watson escribió un libro llamado Lifetide: The Biology of Consciousness. Allí relata un sorprendente suceso que ocurrió cuando él experimentaba con una colonia de monos en una isla cercana a Japón. Watson quiso cambiarles la alimentación, que comiesen papas, pero al verlas sucias de tierra, los animales las rechazaron. Después de cierto tiempo, a una mona joven se le ocurrió lavar las papas en el río antes de comerlas, y entonces las comió sin problemas. Luego enseñó a los demás monos jóvenes a lavar las papas, casi como jugando. Los monos mayores no aprendieron a hacerlo, excepto aquellos que tenían hijos jóvenes, quienes enseñaron el truco a sus padres. «La masa crítica: la teoría del centésimo mono», abril de 20123 En 1984, Ken Keyes, Jr. publicó el libro The Hundredth Monkey (‘el centésimo mono’), acerca de los efectos devastadores que tendría una guerra nuclear en el planeta.4 Este libro popularizó aún más el bulo del mono cien. Keyes presentó la leyenda del centésimo mono como una parábola de inspiración, aplicándola a la sociedad humana y la difusión de los cambios positivos.5 A principios de los años noventa, el escritor new age Deepak Chopra (1946-) popularizó el bulo, aunque ligeramente transformado: Mucho tiempo atrás, en un pueblo lejano en Japón, había un mono llamado Emo. Los monos en esa época solían comer las manzanas sucias en el piso de jardines llenos de polvo. Un día, por error, Emo lavó la manzana en el estanque antes de comerla. A partir de entonces lavaba cada manzana que iba comer. El mensaje pasó de Emo a un segundo mono y luego a un tercero y así sucesivamente. Muchos monos empezaron a lavar las manzanas antes de comerlas. Después de algún tiempo, algunos monos vecinos de otros pueblos también comenzaron a lavar las manzanas antes de comer. El día en que el centésimo mono lavó una manzana y se lo comió, se observó un extraño fenómeno en todo el país: todos los monos empezaron a lavar las manzanas antes de comerlas. Por lo tanto, en esa zona la masa crítica fue de 100. Una vez que se alcanzó la masa crítica, la información se propagó como un reguero de pólvora por todos y cada uno de los monos y todos empezaron a lavar las manzanas antes de comerlas. Deepak Chopra.Desde entonces, el bulo se aceptó ampliamente como un hecho. Uno de los principales factores en la promulgación de la historia es que los autores citan fuentes secundarias, terciarias y más lejanas que han falsificado las observaciones originales Por eso querido hermanos no crean todo lo que lean compruebenlo pòr uds mismos antes de dar por cierta las cosas

2 comentarios:

  1. Una pena que sea un bulo, (si es que no tiene parte de verdad) hasta dentro de unos días no podre comprobarlo por mi mismo, por falta de internet (y biblioteca).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. La unica gran verdad es que todo es mentira,pero cualquier persona hara valer la suya par dar forma a su propio mundo,consejo de un tonto, se de verdad y recuerda ser antes de parecer

    ResponderEliminar