martes, 16 de junio de 2015

Como resolver problemas!!!!!!!!!!!

Despues de andar y andar todo el dia y preguntarme que esta bien y que esta mal llegue a la conclusion todo es una decision,lo unico que me llama la atencion es saber cuantos podemos estar equivocados y ¿cuantos no?Por eso a partir de ahora no hay mas blanco ni negro,todos somos verdes,eso si los verdes claro para la derecha y los verdes oscuros para la Izquierda,no pudiendo saber como finalizar tal dilema consulte a mi maestro y me dijo:-Nada es perfecto asi que cualquier cosa que hagas y sea parte de un todo tendra imperfecciones y errores,lo unico que te queda es decidir Hacer o no Hacer y recuerda todas las guerras y las confrontaciones estan dirigidas al Ser;mire con cara extrañada este comentario y dije :¿Dios? NOooooooooooo el Ser ,por ejemplo
Blanco;Negro;Judio,Creyente,Ateo;Cristiano;Mulsuman,Hereje;Hombre,Mujer,Libre,Esclavo;Mason,Satanista o Lo que se te venga en Mente la Unica guerra que hay es al Ser y nada mas Por eso se Habla de Dios como el Todo pero en realidad no podemos aseverar Nada y Tu como parte de el Ser;lo Unico que puedo regalarte fue y me agrego 2 videos y 1 Disco para que lo medites,pero advirtiendome,tu sueles ver y mirar mas alla,espero que encuentres tu respuesta y la compartas de eso se trata: Amar es tan solo compartir y no competir como aquellos que dicen Amar a Dios y se olvidan quien inspiro las letras que llenas sus Libros y Discursos .Se feliz Amigo y recuerda todo tenemos La Obligacion  de ser Feliz ,porque sino le jodemos la vida a los demas






http://www.mediafire.com/download.php?l3dg7m7gzb99m29
pass: lucas_tanoo

Advertencia este disco no es Apto para personas Menores de 18 años,ni personas cuya moral o educacion se puedan corromper por decir un par de palabrotas,si quieren conservar una figura arquetipica de mi ser es momento de dejar pasar el vinculo y sino espero que se haga responsable por su audicion y reparto entre sus amistades

Despues de estas minivacaiones seguimos con una mente privilegiada de la cultura gracias a todos por el aguante



sábado, 6 de junio de 2015

Pedir perdon ¿ a un Pagano?

Segui luchando un tiempo prolongado¿ puede un hijo de la Luz Caer en La Oscuridad ?,Puede un hijo de la Oscuridad ver La Luz,puede mi Maestro decirme Hermano o Tonto ignorante sin saber ¿que soy o que pienso?
Yo ¿lo decido? ¿deciden Uds?,¿es Legal o es Ilegal?,¿cuando cruce  la frontera? o ¿es como dice esta persona en internet?...

En los últimos años, se ha despertado en el mundo un irrespeto total por la propiedad y las posesiones de los demás… En parte por la globalización y las crisis sociales, y en parte porque la revolución informática ha llenado con consignas radicales de todo tipo, al ideario de las masas, las que antes sólo se guiaban por fuentes muy reducidas de información.

Fuere cual fuere la razón de lo anterior (no es el propósito de este artículo el analizarlo), la propiedad privada se ve cada vez más cuestionada, relativizada y amenazada y en un grado mucho mayor, la intelectual y los famosos “derechos de autor” o “copyright”.

En la red existen innumerables indeseables, piratas, marginales y delincuentes de toda índole, entre los cuales los ladrones “profesionales” de contenidos, conforman una de las peores lacras. Sin embargo, tampoco me referiré a ellos en este artículo porque, a pesar del mucho ruido que hacen y de las considerables molestias que provocan, hay medidas muy puntuales para neutralizarlos y las instituciones legales y formales se pueden ocupar de ello sin problemas.

Sin embargo, es mucho más preocupante la idea generalizada y totalmente errónea, mantenida por una buena parte de los usuarios de la Internet, de pensar que los contenidos presentes en la misma, por el sólo hecho de estar publicados y a la vista de todos, no tienen dueño y pueden ser tomados, copiados y utilizados como mejor se le dé la gana a cada quien.

¿Qué es el copyright?

Se llama “copyright” (del inglés: “derechos de copia”) o “derechos de autor” a todo el conjunto de garantías jurídicas y de derechos morales que priman internacionalmente y/o en cada país en particular, que regulan las obras creativas de todo tipo, sean estas artísticas, científicas, académicas, etc…

El copyright comenzó a tomarse en cuenta, y a legislarse, a comienzos del siglo XVIII, por lo que si alguien, al leer este artículo, lo cree una invención moderna o algo propio de la red, una “conspiración” de las multinacionales, un producto del “neoliberalismo” o algo parecido, de nuevo incurre en un penoso error. Dichas leyes internacionales, determinan que el autor tiene tales derechos desde el momento en que hace pública su obra hasta 50 años luego de su fallecimiento (durante esos 50 años, los que detentan el copyright son sus familiares o representantes legales, en caso de no existir los primeros).

¿En qué consisten esos “derechos de autor”?

Dependiendo del vehículo a través del cual se difunda o soporte la obra (puede tratarse de un libro en papel o electrónico; de un programa de TV o radial; de una pintura o escultura; de una obra de teatro o producción cinematográfica; de contenidos multimedia o páginas de la red, etc…), los derechos varían en cierta medida. Sin embargo, como aquí nos interesa mayormente lo que atañe al ámbito de la Internet, ceñiré la explicación a ello…

Reconocimiento: Todo autor tiene derecho al pleno reconocimiento en relación a su obra. A que siempre y en todo lugar donde se presente la misma, se haga referencia a éste y jamás se oculte, modifique o tergiverse (menos aún que se reemplace) su titularidad y propiedad sobre la misma.

En el ámbito de la red, esto implica que NUNCA, bajo ninguna circunstancia, se puede hacer uso de un material (aún en el caso de que dicha utilización esté permitida) sin el expreso reconocimiento hacia su creador (Vale decir, sin que se haga referencia, clara y al tope del post o página, de quien es su autor y de cuando fue generado el material).

Usufructo: El autor tiene el derecho (y es el único que tiene el derecho) de recibir todo los beneficios económicos y morales generados mediante su obra. Aún en los casos en que la misma no tenga fines de lucro (como una buena parte de los sitios de la red), esto sigue vigente, dado que existen beneficios de otra índole, tales como el reconocimiento, la forja de trayectoria en determinada disciplina; la fama, la admiración de otros, etc… (También existen beneficios económicos de tipo indirecto, como los ingresos por publicidad en el sitio web, debido al aumento de visitas o la posible utilización futura del artículo en un libro u obra más amplia que sí posea fines de lucro).

Integridad de la obra: El autor tiene derecho a que se le garantice que su obra jamás será adulterada, modificada ni se le añadirá o quitará nada. Además, tiene el derecho de difundir a la misma sólo donde éste crea conveniente y en ningún otro sitio diferente a ello.

Tráfico y SEO: Sobre este punto volveré más adelante ya que es algo puramente inherente a la red, pero para explicarlo brevemente, todo autor tiene el derecho a elegir que sitios se beneficiarán con las visitas y un mejor posicionamiento en los motores de búsqueda que genere su obra. El único con derecho a determinar esto es su titular y nunca es un tema que puede quedar librado a la voluntad o el arbitrio de terceros.

Tipos de licencia de copyright:

1.- “Todos los derechos reservados” / “All rights reserved”: Esta es la declaración de copyright más estricta y, por lo común, la que todos aquellos que publicamos contenidos originales en la red utilizamos y notificamos en páginas, blogs, websites, etc… Un autor no pierde sus derechos por omitir esta notificación, pero es una buena política el dejarla bien en claro (tanto esta como cualquier otro tipo de licencia de copyright que se utilice para el sitio).

Piratería En general, todos los artículos protegidos por tales derechos tienen carteles claramente visibles y, también por lo común, todos los sitios serios y bien construidos mantienen online un documento donde se explica cual es la política de copyright del mismo (suele llamarse “noticia sobre el copyright” o algo similar).

La alusión a “todos los derechos reservados”, indica explícitamente que el autor no cede ninguno de ellos, que no se puede hacer otra cosa, con los contenidos presentes en dicho web o posteo individual, que leerlos, imprimirlos o guardarlos en disco para uso privado EXCLUSIVAMENTE.

El único que puede decidir si renuncia a alguno de estos derechos y, en vez de “reservarlos todos”, utiliza una licencia mixta entre la restricción total y el “dominio público”, es el autor.

2.- “Dominio Público” / “Public Domain”: En general, se define de este modo a los tipos de contenido sin dueño o titular. Esto puede deberse a diferentes causas. Los tipos de contenido de “dominio público” más comunes, son las obras escritas de autores antiguos, que fallecieron hace más de 50 años (por ejemplo textos de la Antigüedad). En estos casos, todo el mundo es libre de difundir, copiar y republicar tales contenidos, ya que nadie tiene derechos sobre ellos.

Sin embargo, hay que tener cuidado respecto a estos textos antiguos o de orígenes exóticos: Puede que el documento original no posea copyright, pero generalmente las traducciones o adaptaciones a otras lenguas sí lo poseen. Por tanto, a veces un texto cuyo autor murió hace muchos siglos, mantiene copyright porque se está leyendo una traducción exclusiva, llevada a cabo por un tercero (quien no posee derechos sobre el texto original, pero sí sobre su trabajo de traducción o compilación).

Otro tipo de contenido de “dominio público” es aquel a cuya propiedad y derechos, el autor renunció de manera voluntaria. Sin embargo, esta categoría se suele diferenciar de la anterior y se la llama “copyleft”.

¿Qué es el “copyleft”?

Es una opción que los autores tienen de “ceder” sus derechos y liberar el material de su creación. También comprende cualquier tipo de trabajo creativo, pero mayormente atañe al software y las aplicaciones o fragmento de código de programación en el mundo de la informática (comúnmente llamados “scripts”). Por otro lado, muchas fotografías o imágenes varias son declaradas como de “dominio público” por sus propietarios originales por carecer de interés para ellos (por ejemplo las tomas fallidas de los fotógrafos profesionales). Rara vez un autor de artículos o escritos de alguna clase, está dispuesto a ceder TODOS sus derechos (lo que no implica que sea imposible, claro está).

Sin embargo, existen otras muchas “licencias de copyright” intermedias entre “all rights reserved” y el “copyleft” o “dominio público”. Algunas organizaciones de la red, se esfuerzan por estandarizar estos niveles intermedios (creando símbolos y logos para los mismos), para una mayor claridad y respeto de las normas por parte de los usuarios de la misma (ver enlaces al final del artículo).

Licencias intermedias: En estos casos intermedios, se suelen tomar tres parámetros básicos. El reconocimiento de autoría, prohibición (o no) de lucro y posibilidad de edición del texto. Las diversas variantes en las licencias serían la combinatoria de estos parámetros. Por ejemplo, una de las tantas licencias “intermedias”, podría permitir: Copiar siempre y cuando se haga referencia clara del autor, solamente si no se usará el texto original con fines de lucro y siempre y cuando no se edite, mezcle o modifique el contenido. (Sin embargo, estas combinaciones, unidas a otros factores que no se mencionan aquí, pueden dar como resultado una variedad más o menos grande de posibilidades).

Obligaciones y normas del autor y el lector:

Contrariamente a lo que se cree, en especial en la red, la omisión de una referencia clara a reservar derechos no implica la pérdida de los mismos. Sin embargo, es una obligación ética (no así legal) de todo autor o responsable de un sitio web, el definir con claridad cuáles son las reglas y licencias sobre el copyright que se aplican en el mismo.

Conviene en esto, aclarar que no todos los contenidos de un sitio tienen por qué estar comprendidos en la misma licencia de copyright. En general, cada artículo o post puede definir un estándar propio (por ejemplo en este blog, hay artículos de su titular, en donde se reservan todos los derechos; posts con material de dominio público, artículos de otros autores con sus propios criterios respecto al asunto, etc…). Además, ha de existir una licencia (o reserva total de los derechos) sobre las imágenes y otros contenidos multimedia, el código de programación y diseño del sitio, etc…

Si bien, como dije, es muy recomendable a nivel ético y práctico, el que cada autor y/o webmaster defina claramente todos estos tópicos, no es una carga legal el hacerlo y siempre es obligación legal y moral del usuario el investigar estas cuestiones (leyendo las noticias y avisos al respecto o, de no existir, consultando al autor y/o al webmaster sobre el particular, por el medio de contacto que sea más pertinente y que haya sido definido por el administrador del sitio para tales fines) antes de copiar o disponer de cualquier contenido.

También es obligación del usuario / visitante / lector, en el caso de que la copia del material esté permitida, el hacer una correcta referencia de su origen y autoría. Esto, que parece fácil, conocido por todos y elemental, no lo es en lo absoluto. Primero que nada porque casi nadie respeta tal norma y además, porque la mayoría de quienes lo hacen no saben cómo referenciar un texto, post o artículo correctamente.

Cuando uno hace referencia de un libro u obra literaria al redactar un trabajo serio (digamos de tipo académico o profesional), suele agregar todos los datos posibles respecto de dicha publicación para que el lector la pueda localizar (o al menos ubicar) con facilidad. Eso mismo es lo que se debe hacer con un post o artículo en la red… Ni más ni menos.

Es así que es una ley no escrita, el que se deba indicar (en un lugar muy visible del post “copia”), el nombre del autor, su email si existía en el sitio original; el título del documento (tal cual estaba en su origen), el enlace hacia el documento original; la fecha de redacción (o publicación) original y, finalmente (también importante y no-redundante con lo anterior), el nombre y enlace del sitio web donde esta (o estaba) publicado el contenido en su origen. Sin todos estos datos correctamente referenciados, aunque el autor del contenido permita su copia “con referencia de autoría”, no se estará cumpliendo con las normas y la etiqueta vigente en la red al respecto.

Una “trampa” que suelen usar algunos infames ladrones de contenidos, tanto para no ser identificados o localizados por el legítimo propietario de los mismos (o sea su verdadero autor), como para no drenar visitas de su sitio hacia el original, es el colocar los datos “muertos”, sin sus respectivos enlaces.

Una práctica sana, ética y adecuada, es indicar al pie de página el título del artículo con su enlace de origen, el nombre del sitio web del mismo modo y el nombre del autor con el email (o, en su defecto, el enlace al perfil de la red social que haya utilizado en el post original). Esto tiene dos razones: En primera instancia, permite que el autor no pierda de vista la copia de su material; por otro lado, hace que los usuarios de la red, puedan visitar el sitio (y/o artículo original) sin necesidad de tener que recurrir a los motores de búsqueda o a índices fuera de la página en donde se encuentra en momentos de la lectura.

Diferencias entre “referenciar”, “citar” y “copiar”:

Este es uno de los puntos centrales de todo el problema, en el que las personas se confunden o “se hacen” las confundidas. Para desenvolverse en la web con propiedad y sin incurrir en la comisión de delitos más o menos graves o, en el mejor de los casos, en faltas serias a la ética, se debe tener en claro lo que sigue…

Referencia: Se hace referencia de una fuente, de un contenido que se ha tomado como base para la elaboración de otro. Referenciar es una costumbre académica, más o menos extendida en muchos ámbitos a través de los tiempos. Tal acción no tiene ninguna relación con el “copyright” o los “derechos de autor” y es de ejercicio libre para todos. Esto es así, porque la referencia consiste no en copiar el todo o una parte de un contenido, sino el aportar los datos para que otros puedan localizarlo y verificar que el autor no se basó sólo en sus propias creencias o ideas.

El equivalente de “referenciar” una fuente, en el ámbito de la red, es agregar un enlace hacia la misma. El enlace no está protegido por ningún tipo de normativa o ley relacionada con el copyright y, de hecho, siempre se le hace un favor al autor del contenido original y también al sitio donde este está publicado al copiar y difundir el enlace (link o URL), porque de ese modo acuden más visitas al mismo.

Pero hay algo que se debe tener muy presente: Se hace referencia de un artículo en la web cuando se difunde o re-publica su enlace, sin texto alguno (más allá del nombre del artículo o post y, tal vez, una descripción del mismo de no más de 30 palabras -un ejemplo de esto es la referencia que hacen de cualquier página de la red, los motores de búsqueda cuando presentan la información en sus servicios).

Robo de contenidosCita: Otra acción “parecida” a un nivel académico o práctico, pero de carácter totalmente diferente en el terreno de lo legal y del copyright, es la acción de “citar”.

Se trata de una acción válida, a través de la cual se transmiten los conocimientos previamente adquiridos. Si no existiera esta actividad, nadie podría escribir nada sin comenzar “desde cero”, lo que atrasaría considerablemente al progreso del conocimiento humano.

Se cita cuando se reproduce en un ámbito diferente del original (en el campo de lo informático, en diferente web site), a un fragmento o fragmentos de una obra con autoría definida. Tampoco el “citar” está limitado por el tipo de licencia sobre el copyright que mantenga el contenido de origen, pero debe tener cuidado con lo que sigue: Si el artículo de origen reserva todos los derechos, entonces sólo se puede reproducir entre un 10 o, como máximo, un 20% del total del texto (esto es, sumando todos los párrafos que se copien, sean contiguos o fragmentarios). Si, por ejemplo, el artículo original tiene 2000 palabras y el cúmulo total de términos de la cita va más allá de entre 200 y 400, se está produciendo un apropiamiento del contenido, disfrazando la acción como una “citación” del mismo, lo cual es algo ilegal y poco ético. Aquí también se trata de una “ley no escrita”. No se puede ir más allá de esto sin caer en el plagio o robo del material original.

Por otra parte, si el autor cede el derecho de copia, entonces se puede copiar la cantidad que desee (o bien el artículo completo). Pero hay dos aclaraciones a este respecto: Más allá de un 20% del contenido, no es citar, es copiar y, de no llevarse a cabo la referencia completa de los datos originales (como se explicó más arriba), se incurrirá (de todos modos) en una violación del copyright o sea, en un delito. Aún en los casos donde esté permitida la copia del artículo completo, nadie se puede adjudicar la titularidad de un documento que posea más de 20% de contenidos basados (o sea copiados) desde otras partes.

Copia: Finalmente, “copiar”, es reproducir el artículo completo. Es decir, no es igual a “citar”, sino tomar el contenido en su totalidad y re-publicarlo. Sobre esto, ya se ha abundado lo suficiente. Es lícito o no hacerlo, según sea el tipo de licencia sobre el copyright que el sitio web (y/o el autor del contenido) mantenga para el caso y del modo correcto o no, en que se haga referencia de TODOS los datos relativos a su autor, fecha de la publicación original, sitio, etc…

¿En dónde queda “compartir”, dentro de este contexto?

Existe una gran confusión respecto de esto… Cuando uno denuncia que le han robado contenidos, muchas personas prudentes y de buena voluntad, se sienten molestas o bien preocupadas porque han compartido algún contenido del denunciante en las redes sociales. Por tanto, no es por demás aclarar este punto: El botón para “compartir” en las redes sociales NUNCA puede violentar el copyright de un sitio.

En primer término, si el webmaster lo ha agregado, es para que los visitantes lo usen. Pero más importante que esto, al “compartir”, lo que se está haciendo es difundir el enlace de un contenido dado. No se lo está copiando y por tanto no se viola el copyright del mismo (en el caso de existir). Se puede compartir libremente SIEMPRE, ya que el difundir un enlace es la mejor manera de hacer públicos dichos contenidos y, a la vez, le aporta visitas y prestigio al sitio de origen.

Compartir no es copiar, es sólo una clase especial y moderna de hacer referencia (se trata de un enlace enriquecido). En ella se agregan, además del link o URL del artículo o contenido original, una foto alusiva y un fragmento de texto extraído de manera automática por el servicio, que pare el caso ha sido implementado por la red social que se utilice. Este fragmento de texto es mínimo, por lo cual, dentro de las categorías anteriores que he descripto, entraría en la acción de “hacer referencia”.

“Compartir” es un acto que nunca colisiona con los derechos de autor, es de acción libre y no requiere permiso por parte del autor y/o el webmaster del sitio. (No hace falta solicitar autorización para compartir, sólo debe tenerse en cuenta la diferencia entre esta acción y copiar o “reproducir” sin permiso el contenido en cuestión).

“Reblog” y “Repost”:

Además de los botones para “compartir” en las redes sociales, existen dos tecnologías muy útiles e interesantes, desarrolladas en los últimos años para ser agregadas como otro “botón” a disposición del lector de contenidos de diversos tipos de sitios webs, páginas y blogs. Se trata de dos herramientas un tanto diferentes, pero son una excepción muy particular a todo lo dicho con anterioridad, por lo cual haré un comentario a parte sobre ello…

Reblog: Es un sistema que han implementado varias de las empresas más importantes de la red que ofrecen servicios de blog gratuitos. Esta herramienta permite que los administradores de sitios puedan intercambiar información de manera libre y sin preocuparse por las referencias (ya que el propio servicio se encarga de ello). Es así que, si un sitio web tiene implementada la posibilidad de “rebloguear” (que “técnicamente” sería equivalente a copiar), pese a reservar derechos de copyright, de todos modos es legítimo el utilizarlo porque es un acuerdo tácito entre las partes (de no querer disponer de ello, todo administrador de dichos sitios puede bloquear la función).

Repost: Más interesante todavía, es el sistema de “Repost” que, casualmente, está implementado en este blog. Dicha herramienta permite copiar artículos hacia otros sitios, pero de una manera muy particular. Al hacer “re-post” se establece un vínculo dinámico entre la copia y el original. Se actualiza el contenido si el autor lo modifica o corrige y además es imposible el omitir las referencias de rigor (dado que tal acción no depende del visitante que utiliza la función, sino del propio sistema). Por otra parte, al ser visitado el sitio de la copia, también genera visitas al sitio de origen. Una ventaja adicional, es que usando esta herramienta, no se corre el riesgo de generar lo que los motores de búsqueda llaman “contenido duplicado” y que es tan dañino para el ranking y la reputación de los sitios webs frente a los buscadores.

De nuevo, si el webmaster de un sitio tiene implementada esta característica, la misma puede usarse sin problemas y sin necesidad de consultas previas (de hecho, quien lea este artículo puede hacer re-post del mismo, si lo desea).

Todo esto nos lleva a entender con claridad, que existen numerosas herramientas y formas de compartir, referenciar, citar y hasta copiar contenidos de manera adecuada y sin incurrir en faltas éticas o conductas delictivas. Debe quedar claro entonces, que no hay excusa para el robo de contenidos. Tal acto es una lisa y llana violación de los derechos de los demás.

¿Y qué sobre las noticias?

Existe un viejo proverbio en los medios de prensa: “No hay noticia más vieja que la de ayer ni más actual que la de hace 100 años”. Sin entrar a filosofar sobre el tema, basta con decir que esto se refiere a que el tipo de contenido relacionado con noticias o información de actualidad, es el más perecedero de todos y los grandes sitios y agencias que recolectan o crean estos contenidos no se interesan por ellos ya más, pasados algunos días de su publicación original.

Desde hace unos años, es una costumbre tolerada por los portales de noticias (periódicos online, canales de TV, radios, agencias informativas, etc…), el que se copien contenidos de 3 o 4 días de antigüedad (o más), para ser re-publicados en otras partes. Mientras se haga una correcta referencia de su origen, en general, no hay problemas.

Sin embargo, se debe tener muy en claro que si se “roba” una noticia reciente (una primicia), los legítimos propietarios de la misma caerán encima del infractor como lobos hambrientos. No es prudente jugar con el copyright de las grandes agencias y corporaciones informativas. Además, no es ético.

Se pueden copiar noticias viejas. A nadie le importa eso… Pero mucho cuidado con lo que se hace con las nuevas, porque las consecuencias pueden ser muy graves.

¿Por qué está mal copiar?

Ya se explicó más arriba, lo básico sobre este particular. Sin embargo, todavía hay algunas otras nociones poco conocidas por el usuario promedio de la red. Aquí no estamos hablando del acto de piratería o plagio, en donde alguien substrae contenidos desde un sitio y los coloca en otro, cambiándole los datos de referencia y haciéndolos pasar como de propia autoría. Tal acción es un delito penal y es inexcusable, además de repugnante, desde el punto de vista ético.

Ir a prisiónPero sí es importante profundizar sobre “por qué está mal” copiar contenidos sin la autorización correspondiente (aunque se haga referencia de su autor), sin tomar en cuenta que tipo de licencia de copyright mantiene el sitio (o el artículo en particular) y sin seguir, en general, las normativas antes citadas, sobre este particular.

Copiar está mal porque, con ello, se perjudica al autor del contenido. No hay vueltas sobre el asunto, no hay excusas: El contenido copiado quita visitas al post o página original, daña su posicionamiento en los rankings de los motores de búsqueda (por dos razones importantes: bifurca la búsqueda llevada a cabo por los usuarios, dirigiendo a veces más visitas a la copia que al sitio original y genera “contenido duplicado”, lo cual es penalizado por dichos motores a la hora de valorar cada sitio y los respectivos materiales que estos ofrecen).

Otra razón, algo más sutil pero no menos importante, es que el autor acostumbrado a la red (blogger, webmaster, administrador de sitios o lo que fuere) escribe pensando en una constelación de artículos ya consumados o pensados para el futuro. No postea algo de manera aislada, sino dentro del concierto del sitio para el cual fue redactado. Va “soltando” las ideas de a poco, en cortos posts que van generando cadenas, etiquetas (“tags”) y “categorías”. Si se lo aliena de tal ambiente, el artículo o contenido puede cambiar su sentido, dejar de tener la misma significación o ser menos claro y explícito. En síntesis, presentarlo en otra parte, es dañar la obra del autor en sí misma.

Por ese motivo, las declaraciones de copyright generalmente incluyen el concepto de “para” o “by” (en inglés). Por ejemplo aquí, en este blog, mis posts indican: “Autor: Oscar Carlos Cortelezzi para Reflexiones Paganas”. Esto no es casual ni decorativo. Es una declaración de suma importancia. Cuando se indica el copyright de este modo, no sólo se implica que el autor reserva todos sus derechos, sino que HA ESCRITO el artículo sólo para ser presentado en un sitio determinado (y por tanto se PROHIBE terminantemente la publicación del mismo en otra parte, al menos no sin una expresa autorización, previa y por escrito).

Cuando alguien indica esto, es porque no quiere que su artículo se tergiverse o cambie de ambiente y, además, expresa su deseo de que la institución, empresa o entidad que le ha dado la posibilidad de publicar en la red y difundir sus ideas, sea la única beneficiaria con las visitas y demás ventajas resultantes de la difusión del artículo.

Finalmente, es bueno recalcar: El autor merece SIEMPRE el crédito por su obra, lo merece tal y como pensó que debería ser, cuando publicó el contenido. Nadie tiene el derecho de decidir por él en este sentido, ni trastocar el concepto original.

Todo contenido que “reserva derechos”, es PROPIEDAD PRIVADA del autor. Esto es algo que hay que tener siempre en cuenta…

Algunas reglas básicas:

Para resumir, las siguientes son las pautas más importantes a tener en cuenta a la hora de utilizar los contenidos presentes en cualquier sitio web que se visite.

• Si el artículo indica que “reserva todos los derechos”, lo único que se puede hacer con él es leerlo, copiarlo en disco y/o imprimirlo para uso privado EXCLUSIVAMENTE. Ni siquiera es lícito compartir la lectura con otros (en un curso, conferencia o evento, por ejemplo), si no es leyéndolo desde el sitio original.

• Copiar sin permiso es robar contenido. No importa que se referencie al autor. Esto sólo cambia cuando existe una manifiesta cesión de derechos por parte del autor, declarando que “sí se puede” copiar libremente lo que se está leyendo. De otro modo, copiar es robar, así de simple.

• Compartir en las redes sociales no es lo mismo que copiar. El compartir es libre y no viola ninguna ley o derecho y no requiere autorización previa. Por el contrario, copiar es un delito (a menos que se posea la autorización para ello) y perjudica gravemente los derechos e intereses del autor. “Compartir” beneficia al autor y al sitio web que mantiene online en contenido.

• Citar o referenciar no es lo mismo que copiar. Estas instancias se llevan a cabo según parámetros muy específicos, ya explicados más arriba.

• El respeto del copyright no es materia de debate o una decisión de cada quien, es un mandato legal y moral y quienes obran en contrario, terminan por sufrir las consecuencias de tales actos.

• Es el autor y sólo el autor, quien decide dónde debe ser publicado un contenido, cuándo y cómo. Así también, es el único que tiene la potestad de elegir qué tipo de licencia de copyright mantienen sus trabajos y obras y quienes pueden disponer de ella de uno u otro modo. Aquellos que aluden a la “democracia”, las “libertades individuales” u otras cuestiones similares, para defender la violación del copyright, son vulgares delincuentes amorales y no defensores de los derechos de nadie. Esto debe quedar bien claro.

Reflexión final para el ambiente pagano:

Particularmente en el entorno pagano, hay una confusión respecto de lo que es “citar” o hacer “referencia”, y de lo que es copiar a mansalva, sin ningún tipo de pudor o conducta ética. Los paganos debemos acostumbrarnos a que, en ningún caso, nuestra condición confesional nos otorga el derecho de violar la ley o de ser menos éticos respecto de nuestros semejantes.

El violar los derechos de autor de otras personas, no es parte de la “libertad de pensamiento” o del mandato de “haz lo que quieras” que muchos tenemos como línea conductual. No lo es, porque esto presupone RESPONSABILIDAD, y el claro propósito de ser libres y “hacer lo que queramos”, pero sin perjudicar a nuestros semejantes.

Repito lo dicho al comienzo del artículo: No me preocupan los delincuentes declarados y explícitos, he hecho cancelar docenas de posts en diversos portales de la red (e incluso cerrado algunos sitios), debido a que vulneraban mis derechos de autor. Estos piratas, terminan pasando vergüenza, exponiéndose a mostrar lo que realmente son y sufriendo las penalizaciones correspondientes por parte de los servicios que les proveen el hosting y, eventualmente, de la Ley.

Pero las transgresiones a gran escala y por “alegre ignorancia” que practica el común de los paganos de la red, que aparentemente son personas “de buena voluntad”, sí son un grave problema.

Quien crea que todo lo que está en la web es material “libre” para traficar y copiar a gusto, por el sólo hecho de estar publicado y abierto a la lectura de todos, incurre en un craso error. Cuando uno va a una biblioteca pública puede leer todo lo que desee, gratis y todas las veces que quiera. Sin embargo, no puede arrancar hojas de un libro o robárselo, porque le gustó y quiere tenerlo en su casa.

La gran mayoría de los que somos autores de contenidos originales, no cedemos derechos de ninguna clase, no autorizamos la copia sin permiso y COMBATIMOS toda transgresión al respecto.

Los autores, escribimos para que nos lean a nosotros, no a un “sucedáneo” o impostor… y no en cualquier parte, sino en los sitios donde publicamos el artículo original y deseamos, que si al lector le gusta el post, lo comparta en las redes sociales, mediante un enlace por correo, lo imprima para leerlo en privado, etc… Eso es lo único lícito que se puede hacer con los contenidos que “reservan todos los derechos”.

Sería grandioso que los paganos aprendiéramos esto y lo tuviéramos muy en cuenta. La idea de que “todo es de todos” en la red, es FALSA. Es tan falsa como que “todo es de todos” en la Vida. Si nos adueñamos de la propiedad ajena en la vida “física”, vamos a la cárcel… ¿Por qué algunos creen que es diferente con la propiedad intelectual? ¡Hay que aclarar que están equivocados! ¡Qué la ley persigue a los infractores del copyright, igual que a los delincuentes que roban posesiones “sólidas” y del mundo material!

Aconsejo a todos, el tomarse la costumbre de buscar la información sobre el copyright de un sitio, antes de pensar en copiar algún contenido (en particular si es para uso en otra parte de la web). El omitir este paso o aludir “desconocimiento” más tarde, no es una excusa válida, ni a nivel ético ni legal, del mismo modo que el ladrón no puede aludir a que “no sabía” que robar estaba mal o que era penado por las leyes, para evadir su condena.

Me parece muy importante que todos tengamos en cuenta este asunto, porque no está sujeto a debate. Es lo que dictan las leyes internacionales sobre la materia y el no respetarlas implicará, a no dudarlo, el cierre de sitios y hasta posibles problemas legales (es decir, sanciones financieras o incluso penales).

Si alguien desea practicar el “comunismo” de los contenidos, que comience por los propios, no por los ajenos. Que pase años estudiando y leyendo, para poder escribir algo con sentido luego de ello; que pague un hosting, el registro del dominio de su web (generalmente sin retribución o ganancia alguna); que se tome el trabajo de redactar artículos y corregirlos; que se documente para ello; que programe los sitios y los configure; que seleccione el material multimedia que acompañará al post para hacerlo más atractivo, etc.. y que luego indique al pie de todo ello: “Copien a gusto, yo no creo en la propiedad intelectual”.  A lo mejor, un día convence a los autores (reales) para que compartan libremente sus obras, pero primero debe dar el ejemplo y no pretender escudarse en libertades civiles, ideologías políticas perimidas o cosas por el estilo, para violar la ley y ocultar su mediocridad y falta de talento aprovechándose del trabajo de otros.

Pagano, ¿quieres tener un web, un blog o una página? ¡Escribe tus propios contenidos! ¡Equivócate! ¡Exponte a la crítica y al debate, como hacemos todos los autores de la red (seamos o no paganos)! No te dolerá, no te morirás en el intento y aprenderás mucho de ello. ¡Te tomará mucho trabajo, años tal vez, pero será mucho más satisfactorio que lo que resulta de plagiar a otros!  Si robas contenidos, además de cometer un acto execrable e indigno de quien se hace llamar pagano, estarás asumiendo tu propia mediocridad, así como tu falta de valía ante tus pares.

Para crear un sitio web sobre cualquier temática, hay que leer mucho primero. Máxime si se trata de un sitio sobre Paganismo. Pero eso es parte del sendero que hemos elegido. ¡El Paganismo no tiene nada que ver con falsas ideas sobre la abolición de la propiedad privada o los derechos de autor de otros y sí tiene mucho que ver con una ética sólida y el deseo de estudiar y aprender, no de copiar y robar lo que otros, previamente, han estudiado y aprendido!
Realmente una justificacion y una logica Impecable pero las ¿Obras de Dios o del Diablo son tan Impecables?
Que cosa hermano fue lo que te enardecio tanto segui leyendo el articulo era excelente y lei el siguiente parrafo:

Este artículo tiene relación con lo acontecido el día 2 de Enero del corriente año, en algunos grupos de Facebook dedicados a temáticas paganas, en donde un plagiario e impostor, robó material con derechos de autor a un amigo (que además, es un muy activo divulgador del Paganismo en mi país) y también con todos los incidentes que se desencadenaron después del hecho.
Sin embargo, mi deseo al escribir este post, es concentrarme en la equívoca actitud general que los usuarios de la red (muy especialmente, dentro del ambiente pagano) mantienen frente a los derechos de autor de los (muy pocos) creadores de contenidos originales que existen en la misma. Es mi intención, el tratar de generar un poco de conciencia sobre lo que es el copyright y de lo equivocados que están algunos al “tomar” a voluntad, contenidos de los sitios webs de otras personas, sin la debida autorización de sus titulares.
No creo que este Mal ,pero ¿puedo juzgar yo el Bien o el Mal,lo Moral o lo Inmoral? la verdad me estare volviendo menos humano segui leyendo el post merecia la pena no es para descartar
Autor: Oscar Carlos Cortelezzi
Autor, antropología, psicología, diseño y administración web…
Buenos Aires, Argentina.
Investigador del pasado y los orígenes de las creencias. Activista de los Derechos Humanos y los Derechos Animales. Ecologista radical. Pagano, liberal. Escritor, librepensador… 36 años de experiencia en la reconstrucción y difusión del Paganismo y el legado ancestral (18 años en la red).
Me gusta lo desconocido, el Erebus, lo que está en penumbras… Valoro tanto la Oscuridad como la Luz, que forman un eterno balance el cual da vida al Universo. Estoy en una jornada, una aventura y una exploración que sólo terminará cuando muera…

Que lindas palabras,me hizo recordar el epigrafe de mi tumba
"AQUI  YACE Y PARA SIEMPRE AQUEL QUE SE CREIA INMORTAL" pero mientras mas escavas en un pozo ciego mas mierda sale y a decir verdad asi me sentia,perdido solo algo me olia mal y mientras mas buscaba mas mierda encontraba,necesite de todas mis ganas para salir adelante,busque otras excusas para continuar y encontre algunas he aqui algunos ejemplos:




Tantas ideas tanta justificaciones tantos hermanos a favor tantos en contra que dificil es averiguar que rumbo tomar,es mas cuando encuentro un hermano declarado pagano se me pierde en su declaracion final seria irrespetuoso el no nombrarlo o seria estupido el creer que es un Genio,pero encerrado en una botella,debo decir que bella ,pero encerrado al fin:
Nuevamente sondeo en sus paginas y encuentro lo siguiente 
Confía en los dioses, cumple tu destino, mantén el balance,
deja tu marca, respeta a lo viviente, haz tu voluntad...
Tal es la naturaleza del camino pagano.
¿Diablos me siento Pagano y al mismo tiempo estupido como es posible?¿Quien dice la verdad,quien tiene la verdad?
Recorde la palabras de mi Maestro vuelve al Origen, haz todo el camino y disfrutalo es un regalo las crisis son oportunidad y crecimiento juega con ello,Aprende ,sueña pero sobre todas las cosas Vive.Y entonces recorde como empeze esta pagina como llegue a publicar tantas cosas,como deje de Parecer para Ser,como he fundamentado las argucias literarias y los olvidos programados de grandes escritores,volvi a la Fuente,soñe con Ser. Por eso Soy,pero esto no es mi sueño es el sueño de Dios soy simplemente la excusa perfecta,el chivo expiatorio,que se sienta y escribe que se pierde copiando y pegando ,juntando y clasificando soñando en ser rico y corriendo para pagar las cuentas que este proyecto me genera,vuelvo a la fuente de ella bebo,me baño ,me bautizo,comparto y vuelvo a descubrirme en el reflejo que me da.
Recorde las palabras de Idries Shah y la referencia de que los Sufies Consideran Tonterias lo que los hombres de gran erudiccion denominan Sabiduria,por eso y porque cabalisticamente la palabra Santo(walid) tiene el mismo valor numerico que la Palabra Idiota (balid) ellos se llaman asi mismos los Idiotas ,volvi a mi reflexion apresurada y loca cuando tratas como un santo a los demas estos te ven como un Idiota asi me siento en honor a la Verdad,se que es un sueño pero es hora de despertarme y despertar volvi a viajar en la red,volvia a copiar desde camino al despertar y me apropie de esto

"TODAS LAS POSIBILIDADES"
Tú eres "todas las posibilidades"...
y todo depende de tu estado de consciencia...
Tienes libre albedrío para poder elegir,
si quieres reflejar luz u oscuridad...

Pero recuerda una sola cosa;
si reflejas tu luz,
estás iluminando todo a tu alrededor,
y por tanto, te iluminas a ti mismo...
permanecerás en un estado de paz y felicidad,
un estado de gracia divina.

Y por el contrario,
si reflejas tu oscuridad,
estarás proyectando todos tus miedos,
y por tanto, te verás sumergido en un infierno,
repleto de sufrimiento.
Tú eres "TODAS LAS POSIBILIDADES".

lo sabia y gracias por un momento lo habia olvidado,sin mas decidi seguir adelante el lugar de encuentro seria facebook la biblioteca tiende a desaparecer la ley se acerca y si yo los invito a mi casa y ustedes me llevan las cosas como souvenir no es mi problema ya sabran que hacer con ellas,la idea es que desde que llegue a ese lugar pase un tiempo,ustedes participen con sus libros,tengamos mas debates y podamos reconocernos hermanos,tal vez nunca dueños de una verdad absoluta pero si de una individual que es la que nos forjo.Gracias les doy por su paciencia,por su apoyo inestimable por su silencio y espero que puedan seguir buscando de eso se trata solo somos buscadores de un sinsentido Divino y Magico,Al ingresar al mundo de facebook algunas cosas cambiaremos compartiremos mas y ellos sabran que del otro lado estamos pero que cosa bella seguir luchando,por ultimo dejo


Los Diez puntos Fundamentales

El Maestro,hablando un dia con el discipulo ,le dijo :
-No puedo enseñarte los diez puntos fundamentales del verdadero servicio de Dios.Pero puedes iniciarte tú mismo sometiendote a la doble escuela del Niño y el Ladron.Del niño aprenderas tres cosas
1. Es alegre ,sin necesidad de que su alegria tenga una causa.
2. Nunca esta desocupado ni un solo instante
3. Cuando quiere algo ,sabe exigirlo con energía

En cuanto al ladrón ,puede enseñarte siete cosas
1. Cumple su tarea de noche.
2. Lo que no puede llevar a cabo en una sola noche lo perfecciona a la siguiente.
3. Un cariño mutuo lo une a sus camaradas.
4. Tiene en tan poca estima todo aquello de lo que logra apropiarse que lo cede a precio vil.
5. No vacila en arriegar su vida, y por poca cosa
6. Sin preocuparse demasiado, se dejara moler a golpes y colmar de tormentos.
7. Por ultimo,ama su trabajo a tal punto que no querría cambiarlo a ningún precio.

¿Copiar es Robar?

¿Quien cree que copiar es igual a robar?¿ es legal es ilegal?,¿quien determina eso que es la Ley Sinde?,jeje tantos problemas mundanos para alguien que quiere saber mas de Dios .
Es increible,es mas diria un desafio  Diabolica-Mente Perfecto Diria mi Maestro
Vamos por parte transcribo la Ley Sinde

¿Qué es y cómo funciona la Ley Sinde?, en términos simples y sencillos

La Ley Sinde es el nombre informal con el cual se conoce a un apartado particular de la Ley de Economía Sostenible llamado "Disposición Final Segunda", en que el Gobierno de Rodríguez-Zapatero intenta enfrentar la crisis que atraviesa España actualmente. Fue propuesta en mayo de 2009.
Dicha Disposición Final Segunda consiste en una serie de cambios que afectan a:
La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (más conocida como LSSI).
La Ley de Propiedad Intelectual.
Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, (que se centra en la protección de la propiedad intelectual en el ámbito de la sociedad de la información y de comercio electrónico).
El objetivo de modificar estas leyes es permitir que un grupo de personas dependientes del Ministerio de Cultura (una comisión cultural o comisión de propiedad intelectual), tengan la potestad de cerrar páginas web que, de acuerdo a su propio criterio, vulnere los derechos propiedad intelectual previa autorización de los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo
Los cambios, como es de suponerse, vienen propuestos por la Ministra de Cultura, Ángeles Gonzales-Sinde, motivo por el cual se ganó el nombre de Ley Sinde.
Con las modificaciones hechas para lograr el acuerdo pactado entre los partidos PP, PSOE y CIU para hacer pasar la ley, la Ley Sinde es y funcionan de la siguiente manera:
Para que la Comisión de Propiedad Intelectual actue, debe recibir una denuncia (puede ser de particulares, cantantes, bandas, directores, como de una discográfica, estudio de cine, televisión, o sus respectivos representantes) ellos tendrán la potestad de determinar si hay falta o no; cuando determinan que sí, hay dos vías a recorrer:

El responsable de los contenidos que supuestamente vulneran la propiedad intelectual o aquellos que hospedan el contenido o aquel proveedor de acceso al que está conectado un servidor que hospeda los contenidos, inclusive quien los publicó tiene 48 horas para que, voluntariamente, retire el contenido en cuestión. Esto se hace por medio de una petición en la que no intercede ningún organismo jurídico. En caso de no retirarse ocurre lo siguiente:

Plazo de 2 días para que se presenten las pruebas del lado de quien demanda y del lado de quien es demandado, que se niega a retirar el contenido.
Plazo de 5 días para presentar las conclusiones de las pruebas introducidas por las partes.
La Comisión de Propiedad Intelectual tiene un plazo de 3 días para dictar resolución.
Tal resolución se presenta nuevamente a un juez quien la autoriza o no. Pero este juez no participa en el proceso mismo de determinación de culpabilidad (o no), simplemente ratifica o niega la conclusión.

Acudir a un juez para obtener una orden judicial por medio de la cual se piden los datos de aquel o aquellos que cometen la infracción al proveedor de servicios (generalmente será una empresa de hosting que opere dentro de España) y para que se retire el contenido que vulnera los derechos de propiedad intelectual (el Copyright, pues). Los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo tienen apenas 24 horas para autorizar o no. (como se explica en el inciso 7 del documento de acuerdo entre los partidos). El juez puede negarse si afecta al Artículo 18 apartados 1 y 3 de la Constitución Española. (No olvidemos que la primera versión de la Ley Sinde que se dio a conocer a finales de 2009 permitía este proceso sin la necesidad de intervención de un juez)

Los problemas de la Ley Sinde

Aunque un juez intervienga en varios puntos del proceso de actuación de la Comisión de Propiedad Intelectual, es justamente ese el primer y mayor problema: la denuncia y el propio hecho de determinar si hay falta se hace por una vía administrativa (es decir, un organismo del gobierno) y no por la vía judicial (es decir, una decisión hecha en juzgado, por jueces). ¿Por qué es este el mayor problema?:
Porque se vulnera un derecho y liberatad fundamental en España: la libertad de expresión. Que un organismo administrativo designado por un Ministerio (en este caso, el de Cultura) formado por personas que no conocemos, con facultades que desconocemos, se les otorgue tal poder y tal responsabilidad no solo es una falta de respeto a la ciudadanía, es darle una bofetada al sistema jurídico español.
Porque la actuación del juez en todo el proceso se limita al derecho de autorizar o no aquello que la comisión determinó. El juez no se ve involucrado ni tiene voz durante el desarrollo del proceso mismo. Por definición, la ausencia judicial en el proceso no garantiza que las decisiones de la comisión sean justas.
El segundo gran problema de la Ley Sinde es su origen. En diciembre se reveló por medio de las filtraciones de Wikileaks que la Disposición Final Segunda se gestó y redactó a partir de fuertes presiones de lobbys estadounidenses representantes de las industrias audiovisuales (es decir, los estudios y las discográficas). Toda la ley está "manchada" de las intervenciones de estas grandes empresas, al defender a toda costa sus intereses y arrastrar los derechos fundamentales de los ciudadanos españoles.

El tercer gran problema de la Ley Sinde es su tremenda falta de claridad con respecto a sus límites. Gran parte de la discusión (para bien y para mal) se ha centrado en la necesidad de regulaciones que impidan que, por medio del internet, algunas personas se lucren con el trabajo ajeno. El problema es que no es claro qué se penalizará y qué no. Aún más grave es que no necesariamente se tiene que probar el daño, sino que hay una posibilidad de causar daño (la existencia de enlaces a contenido con Copyright, por ejemplo).
El cuarto gran problema es la existencia de un blacklist o una lista negra controlada por la Comisión de la Propiedad Intelectual. En caso que los contenidos "infractores" no se encuentren dentro de España (ya sea que la empresa de hosting sea extranjera, o los servidores están en otro país o la persona en cuestión no viva en España) entonces podrán pedir que el IP o el dominio en cuestión sea bloqueado.
No creo que sea necesario explicar los peligros que la lista negra de sitios y direcciones IP que no pueden ser accedidos mientras estás dentro de España esté en control de unas cuantas personas. Esto es una muralla digital China en potencia.

Las acciones, las protestas

Al conocerse la existencia de la Disposición Final Segunda y sus intenciones por parte del Ministerio de Cultura y su ministra Ángeles González-Sinde, un gran grupo de personas nos pusimos de acuerdo y lanzamos, el 2 de diciembre de 2009, a las 9 de la mañana un Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en internet. Aquel manifiesto fue publicada en miles de webs y fue leída por millones de personas. Causando un impacto real en la sociedad de entendimiento de los peligros de la aprobación de estas medidas.
A partir de esa fecha y hasta el día de hoy se ha mantenido una larguísima discusión de todo tipo de temas relacionados con la propiedad intelectual, con las medidas que se deben tomar o no. Una cosa es clara: la Ley Sinde existe porque el proceso judicial español simplemente no ha dado la razón a la industria audiovisual cuando intentan demandar a personas por simplemente enlazar contenido. ¿Solución? saltarse por completo el proceso y entregárselo a una comisión designada por un ministerio presidido por una persona que tiene fuertes lazos con la industria.
El pasado 21 de diciembre el gobierno español intentó pasar la ley por un proceso express que al final falló. Ayer, después de intensas negociaciones entre el PP y el PSOE, unas ligeras modificaciones a la Disposición Final Segunda, se comunicó que votarán a favor de su aprobación en el senado. Así estamos hoy.
Algunos pedimos la dimisión de la Ministra de Cultura, otros renuncian a su cargo, otros lo apoyan, pero lo más importante, hoy, es hacerle saber a quienes nos gobiernan que no estamos de acuerdo con lo que nos están haciendo. ¿Cómo? en las urnas. La perdida de voto es como realmente los políticos se sienten afectados y es donde debemos de actuar como sociedad responsable que somos.

Copiar no es robar Albert Esplugas Boter

Salvador Sostres equipara la copia con el robo, y nos dice que si nos gusta la música la paguemos en lugar de descargarla. Su defensa simplista de la propiedad intelectual es meramente intuitiva y no tiene en cuenta una distinción básica en este debate: los bienes tangibles son de uso excluyente (si me quitan el coche quedo excluido de conducirlo), mientras que los bienes intangibles como la música, las invenciones o las ideas en general, no son de uso excluyente. La botella de Coca Cola que cita Sostres es un buen ejemplo: si yo te doy mi botella ya no puedo bebérmela, pero si te dejo copiar una canción puedo seguir escuchándola.
Vayamos primero a la teoría. La función del derecho de propiedad es evitar el conflicto en torno al uso de un recurso. De acuerdo con el principio de apropiación liberal, el derecho a decidir qué hacer con el recurso corresponde en exclusividad al individuo que tenga una reclamación más justa sobre él, que es aquel que le da utilidad antes que nadie lo haya hecho (o lo recibe de un tercero).
La propiedad intelectual no es coherente con este planteamiento. Imaginemos que Juan ocupa una parcela yerma de tierra y la cultiva, deviniendo propietario de ésta. Un individuo en la otra punta del país, Pedro, que jamás ha puesto los pies en esa parcela, concibe un nuevo sistema de regado. La lógica implícita en la propiedad intelectual sugiere que Pedro, en virtud de su invención, tiene derecho a impedir que Juan aplique esta técnica de cultivo en su parcela de tierra, o a cobrarle royalties cada vez que lo haga. Pero, ¿acaso no está Pedro violentando el derecho de propiedad de Juan, al impedirle que haga lo que quiera con la parcela que ocupó en primer lugar? ¿Por qué no puede Juan copiar esa técnica y aplicarla en su parcela?

Dependiendo del contexto copiar puede ser poco elegante o deshonroso. Nos molesta que se aprovechen de nosotros y es lógico que intentemos evitarlo. Pero hay numerosas formas legales de aprovecharse de la gente, desde el adulterio a la falsa promesa pasando por el chantaje emocional o el despotismo hacia un subordinado. Las leyes están para reprimir crímenes, no para imponer buenos modales y blindarnos contra nuestra inocencia.
Con todo, el acto de "copiar" no merece tan mala reputación. Forma parte de la vida, copiamos comportamientos y tomamos ideas de los demás continuamente, y en la mayoría de casos ni sentimos remordimientos ni el que concibió la idea se siente traicionado. El progreso humano está basado en la copia, en la emulación de ideas que han materializado otras personas en el pasado, en la mejora competitiva de las creaciones ajenas, en la incorporación y combinación de diversas ideas con sólo una pequeña aportación original propia.

Sostres aborrece a los holgazanes que parasitan la sociedad y no tengo nada en contra de esta postura. Pero si hoy estuviéramos pagando royalties a los herederos del inventor del supermercado, de la bombilla o del teléfono, ¿saldría Sostres en su defensa, o los criticaría por beneficiarse de privilegios legales a costa de otros potenciales competidores y el resto de la sociedad? ¿Cree Sostres que la legislación debe modificarse para que los modistos puedan proteger sus diseños, los arquitectos sus estructuras, los matemáticos sus fórmulas, o los coreógrafos nuevos movimientos de danza?

A lo largo de los últimos dos siglos en Estados Unidos los límites temporales del copyright se han dilatado con el evidente propósito de prolongar monopolios legales muy rentables para determinadas empresas (de 14 años se ha pasado a toda la vida del autor más 70 años). La legislación de patentes está tan alejada de su propósito oficial que hay compañías trolls que simplemente se dedican a patentar "invenciones" y a cobrar royalties sin producir nada, o lo que es lo mismo, a lucrarse extorsionando a las empresas que sí producen en base a esas ideas.

Nadie tiene un "derecho a la cultura" y es perfectamente legítimo que los artistas busquen mecanismos de exclusión que dificulten la copia. A lo que no tienen derecho es a llamar a papá Estado para proteger sus intereses a costa de la libertad de los consumidores, aplicando impuestos sobre la venta de CDs o persiguiendo a usuarios que descargan canciones que otros ponen a su disposición en la red. Sin olvidar que si tuviéramos que pagar por todo lo que "copiamos" rutinariamente porque nos gusta seríamos pobres al final del día.

Albert Esplugas Boter es miembro del Instituto Juan de Mariana, autor del libro La comunicación en una sociedad libre y escribe regularmente en su blog.

“Copiar es robar”: propaganda, lenguaje y pánico moral

Hemos escuchado hasta el cansancio sermones moralistas que no logran explicar convincente ni lógicamente el mantra de copiar es robar. En primer lugar copiar es una actividad humana fundamental en el proceso creativo, no se necesita P2P, un USB o una fotocopiadora para copiar. Un pizarrón y un gis son suficientes para copiar y enseñar a hacerlo.
Los defensores del copyright siempre olvidan especificar que ellos consideran que las infracciones al copyright equivalen a robar. Casualmente quienes sostienen y promueven esta línea de pensamiento incluyen a finísimas personas de moral inquebrantable como James Murdoch, quien declaró alguna vez que las descargas ilegales son lo mismo que robar un bote de Pringles o una bolsa.
Debería de haber el mismo nivel de sanción que con la propiedad. El contenido no es diferente. No son unos chavitos locos. No. Castíguenlos.
Otra figura ejemplar que utiliza el mismo argumento, sin dar evidencia de que así sea, es el Sr. Eduardo “Teddy” Bautista y su inolvidable "bajar música es como robar en unos almacenes".
Afortunadamente existen casos legales que sirven como precedente para fundamentar el hecho de que la infracción a derechos de propiedad intelectual no equivale a robo, lo cual permite dejar a un lado el pánico moral y enfocárnos en lo que dice la ley, tal y cómo piden los defensores de la propiedad intelectual como Murdoch, Teddy y otros, de una forma no muy clara.
Dowling v The United States es un caso fundamental que fue llevado a la Corte Suprema de Justicia estadounidense en 1985 que de hecho determinó que no es posible equiparar una infracción a la leyes de propiedad intelectual con robo:
La interferencia con los derechos de autor no equivale fácilmente con el robo, la conversión o el fraude. La Ley de Propiedad Intelectual, cuenta con un término independiente para definir a quien se apropia de forma indebida derechos de autor: "Cualquiera que viole cualquier derecho exclusivo del titular de los derechos de autor ", es decir, cualquiera que transgrede su dominio exclusivo (del propietario) de utilizar o autorizar el uso de la obra protegida en una de las cinco modalidades que se indican en el estatuto, 'es un infractor de los derechos de autor.’

Infractor no ladrón.

Y aunque obviamente las legislaciones son distintas — aunque se pretenda armonizarlas más con tratados como ACTA — y en muchos paises la infracción al copyright es penalizada, eso no significa que equivale a robo. De hecho casos que actualmente estan en proceso como el iniciado el día de hoy contra un jóven de 15 años en Suecia, son por infracción al copyright no por robo.

Yo como muchos, entiendo que el famoso “copiar es robar” es una propaganda que permea con éxito en algunos sectores, pero afortunadamente otros sabemos que repetir algo millones de veces no lo hace verdad. Probablemente estas posturas no desapareceran del área de comentarios de varios blogs críticos del decadente régimen de propiedad intelectual. Y no solo hablo de ALT1040, sucede también en TorrentFreak y bueno, en TechDirt hasta se ganaron una sección.

En mi caso, muchos comentarios me arrebatan carcajadas y otros mucha preocupación, especialmente aquellos que se atreven a poner el file-sharing y otros crímenes (como el asesinato) en el mismo costal sin ofrecer ningún fundamento y exaltando únicamente valores morales por medio de analogías y metáforas que no tienen sentido, pero sí ayudan a construír un significado legal necesario para poder legitimar el absurdo discurso de copiar es robar. Lo peor es que hasta los funcionarios públicos participan en la reproducción de este tipo de propaganda y hasta crean peligrosas analogías al respecto.

Colin Darch analiza en su investigación Ideología, Ilusión y el Régimen Global del Copyright (PDF) como funciona la construcción del discurso moralista en torno a la propiedad intelectual, siendo el principal problema que se utilize la palabra propiedad para construír significados en torno a temas como la autoría y la difusión de ideas.

Darch identifica 4 tipos de discursos: el de los convencionalistas, los deconstruccionistas, los campeones y los conjuradores, mismos que posiciona en una escala que califica el contenido de su discurso como propaganda o análisis y los cuales pueden ser críticos o carentes por completo de fundamento.

En términos amplios es inmediatamente obvio que los discursos dominantes generalmente aceptan el sistema de copyright como necesario y benéfico, a pesar de la calidad de su análisis. Los deconstruccionistas se representan por su rigor analítico y su posición crítica frente al sistema de copyright. La propaganda crítica efectiva, no existe.

El pánico moral estilo "copiar es robar" no es analítico ni califica como evidencia.. Los interesados en un poco de sensatez, ya sean piratas o corsarios del siglo XVI o del XXl, les recomiendo leer Pánico Moral y las guerras del copyright de William Patry (ahora asesor Senior de copyright para Google).

Los consumidores son el rey — no el control, no el copyright y no el contenido. Sin los consumidores, los derechos de propiedad intelectual y el contenido no tienen valor económico. El Copyright no es un polvo feérico que convierte todo lo que toca en valor económico por arte de magia.

El copyright no garantiza que un creador viva de su obra, ni que el respeto a una ley (que ya no sirve) vaya a generar empleos y bonanza. Lo que sí garantiza es la existencia de monopolios intelectuales.
Bla,bla-blab,.blaba, siempre es lo mismo nada se aclara todo se complica,como resolver tal dilema y ademas habia recibido un mail de una amigo en el cual compartia momentos de ocio y decia asi:
Te envío este correo para indicarte lo siguiente:
                Con motivo de la entrada en vigor, en España, de la “LEY SINDE”, la cual pretende proteger la propiedad intelectual, amenazando con multas de hasta 600.000€, a blogs que publiquen enlaces de descarga como el nuestro. Y para evitar una posible denuncia, te ruego que tus próximos aportes me los remitas a mí y yo los publicaré sin enlaces. El/la compañero/a que desee descargar cualquier serie o película, me lo solicita y yo se los remito.
                Otra opción es que publiques tus aportes (como hasta ahora) pero sin poner los links, remitiéndome a mí éstos para facilitárselos al compañero que lo pida.
Espero que me haya explicado bien.

                Gracias y un saludo
¿Alguien le encontro la vuelta?O simplemente el hacer un desafio ¿te obliga a buscar nuevas alternativas? Es por eso que Dios y el Diablo luchan incansablemente para que el hombre descubra que al fin es el motivo causante y fundamental de toda la Creacion,ya sea Manifestada o solo No  Manifestada
Diabolica-Mente Perfecto, recorde las palabras de mi Gran Maestro y segui buscando....


El Verdadero Conocimiento Espiritual

Hola hermanos,bienvenidos despues de un gran periodo de vacaciones estamos de nuevo en la palestra,la verdad me he alejado para hacer una limpieza interna y resolver pequeños mandamientos divinos(gracias Padre,por esto)Despues de haber tenido un pequeño intercambio de mail y algunas denuncias con el representante de la logia España de Amorc debido a porque difundir sus monografias y si yo no reconozco que ellos son la autoridad legal y que se yo cuantas mas cosas,me resulto extraño que la primera denuncia la reciba de MEGA servidor en el cual estaba alojado dicho archivo diciendo que en resolucion de resolver un reclamo debian corta el link ,no me parecio mal ,y despues de hacerlo recibi otro mail atravez de la pagina paso a pegar el mail enviado:
Estimado Sr.:

Le escribimos desde la Gran Logia Española de la Antigua y Mística Orden Rosa-Cruz (AMORC), asociación sin ánimo de lucro inscrita en el registro de asociaciones del Ministerio del Interior de España con el Nº. 37360.

Le informamos que la entrada de su Blog Luxliber que corresponde al siguiente enlace: http://luxliber.blogspot.com.es/2014/04/amorc.html

con el título de "AMORC1" y el contenido que en él ofrece, viola nuestros legítimos derechos de Copyright, que se hayan debidamente registrados. Por favor, le pedimos que elimine esta entrada a la mayor brevedad posible y que en el futuro no vuelva a ofrecer este material (Monografías de AMORC) pues están legalmente protegidas y laAMORC es la única detentadora de los derechos de las mismas.

En caso de no responder satisfactoriamente a nuestra demanda, nos veremos en la obligación de informar tanto a Blogger como a las autoridades civiles de esta violación del Copyright.

Con la esperanza de que sepa comprender y satisfacer nuestra demanda, reciba nuestros más cordiales saludos,

Atentamente,
AMORC - Gran Logia Española | comunicacion@amorc.es

Me he puesto a reflexionar verdaderamente yo tengo derecho de difundir enseñanzas que aquellos que las promueven a gente no preparada por ellos o que demuestren la obediencia debida,debo seguir  loque se denominan derechos de copyright para que entiendan los hijos perdidos ,la luz es mala o es buena ,la luz que sirve es blanca o es negra y ¿porque mi maestro me decia a pesar de estar bajo la Luz nunca la veia como deberia?
porque a pesar de muchos años tratando de cultivar mi espiritu, nada que haya sembrado lo he visto crecer y dar frutos estare ¿equivocado en la siembra?Hay alguien del otro lado de Internet,que no solo quiera apropiarse de cosas para demostrar que es lo que esconden pero solo para compartir con aquellos que quieren?
Tendre Hermanos/as o sere un loco ermitaño peleando contra las piedras del Desierto,cuantas preguntas y cuan pocas respuestas,por eso deje de lado pasar el tiempo y la desazon para llegar un acuerdo,¿peleo o me rindo?
He aqui la respuesta todo se trata de justificar y justificarse :es bueno es malo, es legal o es ilegal,quien sabe por eso volvi a los origenes eternos y cada uno saca su conclusion
¿COPIAR ES ROBAR?